Aprende a colocar tarima flotante con estos sencillos pasos

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 Filament.io 0 Flares ×
Aprende a colocar tarima flotante con estos sencillos pasos
5 (100%) 4 votes

Colocar tarima flotante, a diferencia de por ejemplo el parquet,  no suele ser un proceso demasiado complicado, siempre y cuando tengamos paciencia y sobre todo seamos un tanto cuidadosos. Dado que este tipo de suelos de madera se puede instalar sobre otras superficies, de ahí el término flotante, la obra a realizar no será demasiada grande y por ejemplo contaremos con la ventaja de que no se producirán escombros ni polvo que conviertan nuestra casa en inhabitable.

En primer lugar como ya os imagináis todos es necesario comprar la tarima flotante y realizar una pequeña preparación para comenzar el proceso de colocación. Dentro de este proceso se incluye el tener los tablones de madera durante 48 horas en la estancia en la que vaya a ser instalada, a ser posible con una temperatura de al menos 17 ºC y una humedad que no ha de ser superior al 70%. Esto sirve para que la madera se aclimate y tenga un vida útil más larga.

Además hay que conseguir que los desniveles del suelo no sean excesivos y que no superen los 3 milímetros en 1 metro, ya que de lo contrario será necesaria igual la superficie para que la tarima flotante quede totalmente uniforme (en caso ser de ser necesaria una nivelación se puede realizar con infinidad de materiales que nos podrán recomendar en el lugar donde compremos la tarima flotante). Para finalizar esta fase previa de preparación es interesante desmontar las puertas en el caso de que las haya y retirar todos los muebles que consideremos necesarios. Si no quieres colocar la tarima flotante por debajo de los muebles, no será necesario que los retires.

Una vez superada la fase de preparación, deberemos de seguir estos pasos para colocar con éxito nuestra tarima flotante;

  1. Colocación de la capa base

Con anterioridad deberemos de haber adquirido una capa base que normalmente viene enrollada y que deberemos de desenrollar en la dirección longitudinal de los tablones. A continuación hay que recortar el sobrante y dejarla lo más ajustada posible y sobre todo sin que quede levantada o elevada en ningún lugar. Para evitar problemas posteriores podemos fijarla a la superficie con cinta aislante u otros tipos de cintas.

  1. Instalación de la primera hilera de tablones

En primer lugar deberemos de comenzar colocando la tarima flotante desde una esquina de la habitación. A partir de ahí deberemos de colocar toda la hilera hasta la otra esquina de la habitación. El objetivo de este es ir encajando todas las tablas de la forma correcta y evitarse líos.

  1. Coloca las cuñas distanciadoras

Al estar trabajando con madera esta se dilatará y contraerá dependiendo de las temperaturas por lo que resulta imprescindible crear unas juntas de dilatación mediante las conocidas como juntas distanciadoras. Estas juntas, que son absolutamente imprescindibles deberán de tener al menos 10 milímetros y deberán de crearse respecto a todas las paredes, pilares o umbrales de puertas.

Colocar tarima flotante

Para crear estas juntas de dilatación podemos crear cuñas especiales que se venden, por ejemplo, en el lugar donde hayamos adquirido la tarima flotante.

  1. Continua la instalación

Ahora deberemos de ir encajando tablas sobre la primera hilera que hemos instalado. Para ello debemos de introducir el lado macho del mismo en la ranura de la hilera anterior con un ángulo aproximado de 25 grados. Es importante no forzar demasiado en ningún momento las tablas ya que puede terminar por romperse.

En el caso de las tablas tengan sistema de clic o de lock es importante ajustar de la forma correcta el tablón con el que fue colocado de forma anterior antes de asentarlo de la forma correcta y de que suele el click o en el caso del lock, antes de golpearlo de forma suave para dejarlo totalmente colocado.

Tarima flotante

  1. Realizamos la colocación de la última hilera

Una vez colocado todo el suelo de la habitación o superficie deberemos de colocar la última hilera sobre la colocada anteriormente. Ahora que ya tienes todo casi acabado no te olvides de respetar la junta de dilatación y de no forzar las tablas para que encajen. Si has medido bien la habitación para comprar la tarima flotante no deberías de tener ningún problema. En el caso de que no te encaje la última fila, y por ejemplo se te monte sobre la pared, lo mejor es que recurras a un profesional para que te saque del lío en el que te has metido.

  1. Ultimando detalles

Una vez hayamos colocado toda la tarima flotante debemos de rematar nuestra obra y deberemos de retirar las cuñas distanciadoras que hemos colocado antes. También es necesario colocar un rodapié que deberemos de haber comprado previamente para disimular esas juntas y darle toque distinguido y elegante a la estancia.

Además de estos dos detalles deberemos de solucionar por ejemplo el de los tubos de calefacción para lo cual deberemos de recortar los tablones de la tarima flotante de tal manera que puedan pasar sin problema alguna dichos tubos. Además no te olvides de lijar las puertas por la parte de abajo ya que es probable que al aumentar la altura del suelo, estas puede ser que no abren y cierran de la manera más correcta.

Colocar tarima flotante no suele ser un proceso demasiado complicado, pero a poco que no se tenga demasiado cuidado a la hora de realizar la obra, todo puede terminar en un auténtico desastre, así que ten mucho cuidado desde el momento en el que compras la tarima, teniendo en cuenta que por ejemplo ya venga cortada, y hasta el punto final en el que tengas que rematar tu trabajo.

Nuestro consejo es que te armes de paciencia y si nunca has colgado ni un cuadro o has hecho un agujero en tu casa, no te lances a la peligrosa aventura de colocar tarima flotante y recurras a los servicios de un profesional que te lo dejará todo listo de la forma más correcta. A buen seguro estás pensando que esto será muy costoso, pero a veces es más caro reparar las chapuzas que uno comete por ser atrevido e insensato, que pagar de primera mano a un profesional cualificado.

Autor entrada: Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para mas señas, 28 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión, un enamorado de las nuevas tecnologías y todo lo que rodea a la red de redes, además de alguien muy interesado en el bricolaje. Puedes seguir mis locuras, comentarios e ideas originales en mi perfil de Twitter.

4 thoughts on “Aprende a colocar tarima flotante con estos sencillos pasos

    […] proceso de colocar tarima flotante sobre una superficie suele ser un proceso no demasiado complicado, aunque puede complicarse en gran medida si no se […]

    Sergi Lasheras

    (28 septiembre, 2016 -9:43 am)

    ¿Es cierto que no se puede quitar el rodapies antiguo de una pared de pladur porque la arranca al intentar despegarlo?

    Villamandos

    (2 noviembre, 2016 -10:20 am)

    Si se hace con el cuidado necesario no debería de haber problema. Si no se sabe hacer con cuidado lo mejor es dejarlo donde está , salvo extrema necesidad.

    Un saludo!

    M angeles

    (16 mayo, 2017 -7:44 am)

    Hola , voy a poner suelo laminado pero no quiero desmontar algún armario, podéis enviarme alguna foto de cómo queda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *