Aprende a reparar la tarima flotante dañada

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 Filament.io 0 Flares ×
Aprende a reparar la tarima flotante dañada
5 (100%) 3 votes

La tarima flotante ya hemos repetido hasta la saciedad que es uno de los suelos de madera más resistentes, aunque no es indestructible, y hay varios factores que pueden terminar por estropear o acabar de una forma definitiva con ella. Por ello hoy a través de este artículo os vamos a mostrar como reparar la tarima en caso de que esta se haya dañado. Además te vamos a explicar cuando deberás de comenzar a pensar en sustituirla ya que es más que probable que ya no se pueda reparar.

Vamos a empezar por orden de gravedad y vamos a empezar comentando aquellas situaciones en las que lo mejor será que cambies las láminas que estén estropeadas. Para ello es muy importante que cuando coloques tarima flotante en tu casa o cualquier otro lugar, te asegures de comprar en exceso para poder guardar alguna que otra lámina. De no hacerlo te arriesgas a que el día en el que surja algún problema dicha tarima ya no se fabrique y tengas que colocar otra parecida, y que casi con total seguridad desentonará bastante con el resto del suelo.

El agua, el gran enemigo de la tarima flotante

Tarima

La mayoría de ocasiones la tarima flotante se deteriora o estropea por la acción del agua. No es que sobre la tarima no se pueda caer agua en alguna ocasión, pero en ningún caso debemos dejarla que filtre hacia abajo. Y es que en las primeras ocasiones la tarima flotante se hinchará como consecuencia de esa agua filtrado pero conseguirá recuperar su posición normal. Sin embargo si esta acción se repite de una forma continuada ya no volverá a su estado anterior y comenzará a desconcharse dando un aspecto muy feo.

Si esto sucede ya no habrá otro remedio más que cambiare las láminas afectadas. Por ello antes de pensar en reparar es importante que cuides tu tarima flotante muy mucho y por ejemplo tengas cuidado de que no se moje y sobre todo de secarla de forma rápida si a pesar de tener cuidado se moja. Por ejemplo si entras en casa con el paraguas o los zapatos empapados, no importa que entres, pero procura secarlo rápidamente para evitar males mayores.

Los rayonazos y golpes en la tarima si tienen solución

Tarima

Otra de las causas más normales por las que se estropea la tarima y en general cualquier suelo de madera es por los rayonazos o caída de objetos con un cierto peso. Estos dos sucesos no son un problema demasiado grave ya que podremos repáralo de una forma sencilla con una masilla o cera del color de la tarima que suelen vender en tiendas especializadas de parquet o tarima.

Esta masilla o cera, se aplica calentándola sobre los rayonazos o hundimientos de la tarima y se extiende con una espátula. Una vez se haya secado podremos retirar el sobrante con la misma espátula y lijarla de una forma suave para que quede a la misma altura que las láminas de su alrededor.

No es una tarea demasiado complicada, pero si no tienes demasiada experiencia o quieres evitar problemas, lo mejor es que llames a un experto que en poco tiempo y de una forma más o menos económica te solucionará estos problemas. Por si te estas preguntado cual es el resultado de estas acciones, podemos decirte que es bastante bueno y aunque no es perfecto sí que da un mejor imagen que la que podían tener anteriormente con los rayonazos o los golpes.

No nos cansaremos de repetirlo, pero nuestra recomendación es que cuides a diario o por lo menos cada semana tu tarima flotante, para evitar problemas mayores y tener que recurrir con ello a expertos que nos cobrarán un buen dinero por arreglar los desperfectos. Además, ten mucho cuidado con el agua, que puede ser el peor enemigo para tus suelos.

Autor entrada: Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para mas señas, 28 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión, un enamorado de las nuevas tecnologías y todo lo que rodea a la red de redes, además de alguien muy interesado en el bricolaje. Puedes seguir mis locuras, comentarios e ideas originales en mi perfil de Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *