Los suelos de vinilo, una interesante opción para los suelos de tu casa

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 Filament.io 0 Flares ×
Los suelos de vinilo, una interesante opción para los suelos de tu casa
5 (100%) 2 votes

Suelos de vinilo

Además de los suelos de madera o de la tarima flotante, en los últimos tiempos cada vez es más normal ver como en determinadas estancias de los domicilios o de los negocios se colocan suelos de vinilo o también conocidos como suelos de PVC. Hace años este tipo de suelos eran bastante caros, y a pesar de que su colocación era bastante sencilla, no eran muy populares, aunque si haces memoria seguro que recuerdas la casa de algún familiar que tuviera aquel parquet que parecía de plástico en el suelo de su salón.

Ahora los precios de estos suelos de vinilo han descendido, y se han convertido en una muy buena opción para colocarlos en sitios de mucho tránsito o bien que necesitan una limpieza diaria o continua. Además pueden ser la solución ideal para colocar en baños o cocinas donde el agua puede terminar con cualquier tipo de suelo de madera.

Ya nos hemos planteado en este mismo sitio web los problemas de colocar por ejemplo tarima flotante o suelos de madera en baños o cocinas, donde la humedad y las salpicaduras pueden terminar con ellos muy rápido. Este tipo de suelo, al ser de PVC, no importante que se moje ya que es muy resistente y duradero en el tiempo.

Actualmente existen en el mercado muchos tipos de suelos de vinilo, dependiendo de su composición química, que hará que estos sean por ejemplo más fríos o más calientes o más o menos abrasivos. En este artículo no nos detendremos a analizar las diferentes composiciones químicas ya que en la mayoría de ocasiones es irrelevante ya que en las tiendas ya nos los encontraremos ordenados según nuestras necesidades.

Suelos de vinilo

En lo que si nos vamos a parar es en repasar los distintos formatos en los que nos podremos encontrar los suelos de vino, y que vamos a analizar a continuación.

Suelo continuo

Este tipo de suelos de vinilo se venden en rollos de grandes y a veces de enorme dimensiones. Por norma general tienen unos anchos de entre 2 y 4 metros con unas longitudes que pueden variar muy mucho, aunque normalmente suelen ser superiores a 20 metros.

Estos suelos son ideales para colocar en habitaciones de niños puesto que son muy calientes y suaves al tacto, aunque su grosor, que es superior a los 3 milímetros, hace que no sea demasiado resistente a los grandes pesos o que se puedan punzar o rayar con cierta facilidad.

Existen una gran cantidad de suelos de vinilo continuos, con diferentes colores, tonalidades o dibujos, por un precios bastante reducidos y que nos permitirán encontrar lo que buscamos con bastante facilidad.

Suelo en loseta

Los suelos de vinilo en losetas son rígidas y duras, a las cuales se les ha añadido un decorado exterior y una zona en la parte inferior que permite adherirlas de una forma fácil y sencilla.

Este tipo de suelos ofrecen una gran resistencia, una baja conductividad y una facilidad de limpieza y mantenimiento que no podemos encontrar en otro tipo de suelos. Una vez más vuelve a ser un tipo de suelo de vinilo ideal para colocar en zonas de mucho tránsito y donde la limpieza tenga que ser diaria.

Escoger uno u otro modelo (hay alguno más que no hemos señalado aquí por tener unas características muy concretas) dependerá muy mucho de las necesidades de cada uno y de si por ejemplo la estancia a la que queremos renovar el suelo es grande o pequeña, o si queremos colocar suelos de vinilo en toda la casa.

Instalar un suelo de vinilo, algo fácil y sencillo

Suelos de vinilo

Una de las grandes ventajas de los suelos de vinilo es fu facilidad de instalación o colocación, y que cualquier persona puede llevar a cabo, aun no teniendo mucha experiencia en la colocación de suelos o labores de bricolaje.

Para colocarlos basta con ir situando las láminas sobre los pavimentos existentes, teniendo en cuenta que quede bien estirado y sin ninguna arruga, que pueda estropear el resultado final, que suele ser en la mayoría de los casos muy buen.

Antes de comenzar a colocar estos suelos de vinilo es importante tener en cuenta que el suelo donde lo vayamos a colocar deberá de ser perfectamente plano. Si vamos a colocarle sobre otro suelo ya colocado anteriormente, lo más normal es que este ya esté perfectamente nivelado. Si el suelo es de reciente creación, podremos emplear una base fina de mortero autonivelante con la que poner el suelo totalmente plano y sobre el que poder pegar el suelo de vinilo o bien colocar un primer suelo de terrazo.

En cualquier de los casos el proceso de colocación de los suelos de vinilo es bastante sencillo y no nos llevará demasiado tiempo, ni nos dará demasiados quebraderos de cabeza, algo que no suele suceder con otros tipos de suelos.

Un comentario:

  1. Pod favor si mi das los precios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *